¿Cómo hidratarte durante el embarazo?

Cuidados en el embarazo
¿Cómo hidratarte durante el embarazo?
Votar

Cuando estamos en la dulce espera, nuestro cuerpo sufre toda una serie de cambios fisiológicos y hormonales; lo que se traduce en una necesidad extra de nuestro cuerpo para el desarrollo de nuestro bebé. Como sabrás, para su funcionamiento el cuerpo necesita  hidratado durante el embarazo muy bien y aunque la cantidad de líquido que debemos ingerir cambia de una persona a otra y es diferente entre una y otra embarazada, debes saber que ahora que te has convertido en gestante tienes un requerimiento mayor de agua que el de una persona promedio. Una mujer en estado de gestación necesita ingerir, mínimamente, unos 300 mililitros de agua de más diariamente… pero ¿sabes por qué?

Cuidados en el embarazo

No te preocupes, aquí queremos cuidar tu salud y la de tu bebé y en esta ocasión te hemos traído este artículo donde te contaremos todo lo referente a la hidratación durante el embarazo: por qué es necesaria, cómo conseguir mantenerte hidratada y consejos útiles para saber que efectivamente tu cuerpo está hidratado y funcionando como debe ser para entregar todo de ti a esta nueva vida que está por llegar.

¿Por qué se incrementa nuestra necesidad de consumir agua?

Nuestro cuerpo en el estado de gestación necesita de una mayor cantidad de agua dado que desempeña un rol trascendental en el desarrollo de un bebé saludable.

En primera instancia, el agua ayuda a formar la placenta, por medio de la cual tu hijo podrá obtener los nutrientes a lo largo del embarazo. Simultáneamente, necesitarás más agua para el incremente de tu volumen sanguíneo.

Por otro lado, más adelante, tu cuerpo usará las reservas de agua para formar el saco amniótico. Esta será la bolsita cerrada donde tu bebé estará envuelto y protegido dentro de tu útero, allí podrá moverse sin que las paredes del útero se ajusten demasiado a su cuerpo causándole algún daño.

Dentro del saco amniótico se formará el líquido amniótico, cuya producción depende exclusivamente de la madre hasta las 17 semanas de gestación. Este líquido contiene componentes esenciales para el desarrollo del feto, como lo son: carbohidratos, proteínas, lípidos y fosfolípidos, urea y electrolitos. Además, el líquido amniótico tiene funciones importantísimas que te mencionaremos a continuación:

  • Interviene en la formación apropiada de los pulmones.
  • Cuando el feto puede moverse dentro del útero, podrá tener un óptimo crecimiento óseo.
  • Mantendrá una temperatura relativamente constante, que resulte además cómoda para el bebé en formación.

Es fundamental permanecer bien hidratada para poder atender a la producción del líquido amniótico y al crecimiento individual del feto. Y ahora que sabes por qué es tan necesario que este líquido se encuentre en cantidades adecuadas y en buen estado, es hora de empezar a consumir más líquidos, principalmente agua.

¿Sólo debo tomar agua mineral?

No, pero es preferible que el 80% de tu consumo diario de líquidos sea de agua mineral. Pues como su nombre lo indica, contiene minerales nutritivos esenciales y también aporta oligoelementos. Dichas sales minerales son indispensables para la formación de dientes y huesos. Y aunque no aportan cantidad alguna de energía como los macronutrientes, (carbohidratos, lípidos y proteínas) tienen la función vital de trasmitir la electricidad, por ejemplo, los impulsos nerviosos para la formación de hormonas y para que puedan darse gran variedad de reacciones bioquímicas y metabólicas básicas para crear vida y para vivir.

Por otro lado, el agua mineral es totalmente natural y no tiene calorías, lo que es excelente pues te ayudará a regular tu peso corporal.

Así que ahora que estás al tanto, hidrátate con inteligencia, y ten presente que las náuseas y los vómitos te harán perder sales minerales esenciales para la formación de un feto sano y que si te hidratas con bebidas altas en sales minerales te rehidratarás más rápido.

Por otro lado, es totalmente natural y no tiene calorías, lo que ayudará a regular tu peso.

¿Puedo hidratarme con sodas y refrescos?

La respuesta a esta pregunta es un rotundo NO. Porque cuando se trata de elegir bebidas, debes tener en cuenta otros aspectos importantes como los son: su contenido calórico y su potencial efecto en los dientes.

Las bebidas que contienen azúcar (incluidos los jugos y licuados, que contienen azúcares naturales) al incrementar tu cantidad de glucosa en sangre, pueden agregar cantidades significativas de calorías a tu dieta.

Cuidados en el embarazo

Con respecto a su salud dental, el contenido de azúcar y la acidez de las bebidas pueden tener un impacto muy negativo. El consumo frecuente de bebidas acidificadas como gaseosas, tés de frutas, jugos y batidos pueden aumentar el riesgo de erosión dental. Durante el embarazo, tienes un riesgo mayor de desarrollar problemas con sus dientes y encías y es posible que no puedas someterte a ciertos tratamientos dentales, por lo que debes cuidar tu boca más de lo acostumbrado.

Aquí te aconsejamos con insistencia que reduzca o, de ser posible, elimines la ingesta de refrescos y gaseosas, así como de cualquier bebida altamente ácida o azucarada ya que te hincharán, contienen cafeína y grandes cantidades de azúcar nocivas para tu organismo y por consecuente el de tu bebé.

¿Mi ingesta de agua puede variar?

Sí, piensa en lo siguiente: si practicas alguna actividad física o tu embarazo se da durante el verano tu ingesta de líquidos necesariamente debe ser mayor.

O si vives en una zona donde hace mucho calor, debes tener en cuenta que tu cuerpo perderá agua a través de la transpiración para conseguir mantener una temperatura óptima, por lo que deberás ingerir más líquidos y así compensar esta pérdida constante.

Entonces ¿sólo podemos tomar agua para hidratarnos?

No. Los alimentos ricos en agua como las frutas (sandía, melón, papaya) y las verduras (pepino, espinaca, lechuga) son ideales fuentes de hidratación durante el embarazo y tienen un beneficio doble, pues aportarán nutrientes, ácido fólico y fibra.

También puedes preparar jugos naturales, bajos o libres de azúcar, para variar tu ingesta de agua.

Cuidados en el embarazo

¿Qué debemos tener en cuenta con la hidratación durante el embarazo?

Aunque necesitamos beber más, nuestro cuerpo durante el embarazo reduce el umbral de la sed, por lo que cuando tenemos sed es cuando ya estamos en proceso de deshidratación.

Todo esto significa que debes empezar a programarte horas de ingesta de líquidos, incluso cuando no tengas sed; en promedio cada dos o tres horas. Y no pienses que implica sólo tomar agua mineral: puedes hacerlo a través de jugos naturales.

¿Qué beneficios tiene la hidratación durante el embarazo?

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO por sus siglas) la correcta hidratación durante el embarazo trae como beneficios:

  • El transporte de nutrientes por el torrente sanguíneo, desde la madre hacia el feto.
  • Disminuye las probabilidades de sufrir de estreñimiento, algo muy común entre las embarazadas.
  • Si tomas líquidos en intervalos regulares de tiempo evitarás la temida acidez estomacal creada por los jugos gástricos y las náuseas, que se presentan en especial durante los primeros meses de embarazo.
  • La promoción de la eliminación de las toxinas a través de la orina, que previene la aparición de cálculos renales y ayuda a evitar el desarrollo de las infecciones en las vías urinarias.

Cuidados en el embarazo

Un último consejo.

Revisa permanentemente el color de tu orina. Una orina muy clara puede indicar que estás consumiendo demasiada agua, y sabemos que cualquier exceso puede resultar perjudicial, pero si tu orina presenta un color más oscuro de lo habitual puede indicar que te estás deshidratando y perdiendo nutrientes a través de la orina. Lo que significa que debes aumentar tu consumo de líquidos y si persiste debes acudir a un médico para descartar alguna patología que esté ocasionando la deshidratación.

¡Y hemos llegado al final! ¿Te ha gustado? ¿Conoces algún otro beneficio de la hidratación durante el embrazo? ¿Te sabes alguna otra forma de mantenerte hidratada de forma segura? ¡Compártela con nosotros!

 

Compártelo en tus redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion