Cuidados en el Embarazo: Infecciones Vaginales.

Cuidados en el Embarazo: Infecciones Vaginales.
Votar

Todas alguna vez hemos estado expuestas a infecciones vaginales o las hemos padecido, por eso sabemos los fastidiosas o dolorosas que pueden ser, sin embargo, durante el embarazo no sólo son muy frecuentes, sino que pueden llegar a tener consecuencias poco agradables.

Por eso, hoy te hablaremos de las infecciones vaginales y cómo prevenirlas durante el embarazo ¿estás lista? ¡Empecemos!

Infecciones Vaginales

¿Cómo prevenir las infecciones vaginales?

  • Cuidado con la higiene.

Y por primera vez te diremos que este “cuidado con la higiene” no se refiere a que “tengas una buena higiene” sino a una correcta, pues el exceso de cualquier medida higiénica puede ser peor.

¿Por qué? Fácil: una de las mayores defensas que tenemos como mujeres frente a las infecciones vaginales es nuestra flora vaginal, si nos lavamos con demasiada frecuencia al día nuestra zona íntima la mataremos.

Y, en consecuencia, quedaremos desprotegidas ante las infecciones vaginales.

  • Una vez al día ¡y ya!

Así como lo lees, tanto si estás embarazada como si no, con lavar nuestra zona intima una vez al día es suficiente y si sólo lo hacemos con agua muchísimo mejor.

  • ¡Sécate bien!

Uno de los grandes errores que hacen de las embarazadas un imán para las infecciones vaginales es no secarse la zona íntima de forma correcta. Esto pasa frecuentemente cuando estamos entre el segundo y el tercer trimestre.

Cuando nuestro vientre es muy abultado y el sur de nuestro cuerpo se vuelve de difícil acceso. Pero, recuerda, la humedad trae bacterias y las bacterias causan infecciones.

Infecciones Vaginales

  • Cuidado con el jabón que usas.

Todas las publicidades en la televisión afirman que los jabones íntimos son lo mejor para tu zona vaginal, pero lo cierto es que, utilizarlos todos los días los vuelve totalmente agresivos con tu flora vaginal y con la piel alrededor de tus muslos.

La solución es sencilla: utiliza jabones de glicerinas suaves o algo menor, lávate sólo con agua tibia.

  • La ropa íntima debe ser de algodón.

La mejor ropa interior para utilizar todo el día es aquella cuya composición sea de algodón u otros tejidos naturales, ya que las fibras artificiales no suelen permiten una buena transpiración y aumentan la acumulación de la humedad.

Todo esto te predispone a la vaginitis, una de las peores infecciones si estás embarazada.

  • La ropa interior holgada ¡es lo mejor!

Así evitarás lesionar los alrededores de tu zona íntima y la aparición de los excesos de humedad.

  • Las relaciones sexuales no influyen.

No dejes de tener sexo con tu pareja por miedo a contraer infecciones vaginales. Si estás segura de la salud de tu compañero, las relaciones sexuales sólo fortalecerán tu vinculo.

Pero si tienes alguna infección, usa condón, así evitarás re-infectarte.

¿Por qué las embarazadas son más propensas a las infecciones vaginales?

Por dos factores esenciales, que al final se convierte en uno sólo. El primero es que el cambio hormonal que sufre todo el cuerpo afecta de manera significativa su sistema inmune.

Y el segundo factor, es que al estar embarazada te conviertes en alguien inmunodeprimida, ya que tu bebé tiene elementos del padre que son ajenos a tu cuerpo y podrían desencadenar una reacción adversa.

Para evitar desconocerlo, el cuerpo disminuye tus defensas y así no ataca al feto como si fuera alguna enfermedad. Esto te deja propensa a las infecciones vaginales.

¿Qué consecuencias pueden tener las infecciones vaginales durante el embarazo?

En casos extremos pueden aumentar el riesgo de la aparición de contracciones antes de tiempo, lo que se traduce en partos prematuros.

Se sabe que la vaginosis bacteriana se haya asociadas a resultados adversos durante el embarazo como: ruptura temprana de membranas, un bajo peso al nacer, endometritis postparto y hasta puede causar un parto prematuro.

Así que, aunque parezcan cosas inofensivas, las infecciones vaginales pueden ser muy serias.

Ahora que ya lo sabes, ante el menor síntoma (ardor, picazón, alguna erupción, dolor) ¡acude a tu médico! Recuerda que lo más importante es el bienestar de tu bebé.

Compártelo en tus redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion