¿Cómo planificar un feliz embarazo?

planificar embarazo
¿Cómo planificar un feliz embarazo?
5 (100%) 1 vote

Intentar quedar en embarazo es una decisión de vida muy importante y enormemente transformadora. A partir del momento en que tú y tu pareja estén totalmente convencidos de que quieren iniciar juntos el propósito de traer al mundo una nueva vida, deben estar preparados para que sus vidas experimenten cambios definitivos en todos los sentidos por lo que el planificar el embarazo será importante.

Como mujer tu cuerpo cambiará drásticamente: pues si todo sale bien, albergarás en tu vientre una criatura gestándose por 9 meses, lo que implica además constantes cambios hormonales que se traducen en variaciones emocionales.

planificar embarazo

Pero no sólo tú debes ser tenida en cuenta a la hora de planificar un embarazo, pues es una realidad que la salud física y mental del hombre también afecta el proceso de fertilización. Y en general, su vida como pareja también se modificará para siempre: sus prioridades cambiarán, su economía y hábitos diarios, su forma de ver el mundo y de afrontar la existencia ahora que han decidido convertirse en padres, más aún si son padres primerizos.

Tener la oportunidad de prepararse para quedar embarazados les permitirá cuestionarse en cómo será la experiencia de convertirse en padres y cómo afectará sus vidas, sus relaciones familiares y personales, sus carreras y situaciones laborales y esto ¡es genial! Pues los llevará a tener más seguridad en ustedes y en la decisión que están a punto de tomar. Y en caso de que la respuesta sea: sí, es el momento; tener este tiempo de planificación, les facilitará la tarea de ser padres, pues pueden instruirse en todo lo que sientan que les hace falta saber y pueden proyectarse ejerciendo esta importante tarea e incorporándola a sus vidas y actividades corrientes.

Sin embargo, esto no significa que planificar un embarazo garantice que todo estará bajo control, pues toda clase de imprevistos pueden aparecer. Pero estar listos también es estar en la capacidad de sortear estas situaciones que no estaban en sus planes y te aseguramos que es mejor estar dispuestos para una etapa tan trascendental como convertirse en padres ya sea por primera o por enésima vez pues de esta manera propiciaran un espacio óptimo para una gestación lo más saludable y feliz posible que es lo que todas las familias desean.  Es por esto que hemos decidido traerte este artículo que fue ideado para ayudarte, te guiará acerca de cómo planificar tu embarazo, y, sobre todo, llevarlo a un término exitoso.

A continuación te enumeraremos medidas importantes que no debes ignorar para poder conseguir un embarazo más saludable, es decir, evitando aquellos riesgos que pueden prevenir.

¡Acompáñanos!

¿Consejos para planificar un feliz embarazo?

Deshacerse del método de control de natalidad.

Para algunas parejas es tan fácil como dejar de usar condones o retirar el diafragma. Pero abandonar la anticoncepción hormonal puede ser más complejo y consecuentemente requerir un poco más de planificación.

Puedes dejar de usar las píldoras, los parches o los anillos anticonceptivos en cualquier momento, no hay que esperar hasta el final del ciclo como podría pensarse. Luego de prescindir de cualquiera de estos métodos de control de natalidad, lo más probable es que tu período regrese dentro de unos días. Cuando tu período se regularice, sabrás que eres fértil nuevamente. Pero no hay de qué preocuparse si esto se tarda más de un mes, pues vale recordar que cada mujer y cada método son diferentes.

Consulta sobre fertilidad.

Uno de los grandes errores que cometen las parejas que quieren planificar embarazo, es no conocer los días fértiles de la mujer. Es muy difícil, aunque no imposible, quedar embarazada sino estás en tus días fértiles.

Así que consulta tu calendario menstrual y procura tener un mayor número de relaciones sexuales durante los días fértiles. También puedes usar herramientas disponibles en la web como calculadoras de ovulación para estimar cuáles son tus días de mayor fertilidad. Y si quieres ir más allá, los kits de pruebas de ovulación disponibles en las droguerías, o llevar un control de los cambios en el moco cervical y en tu temperatura corporal basal también servirán para determinar tus días de ovulación. .

planificar embarazo

Consideren someterse a test genéticos

Tengan en cuenta que muchas veces somos portadores de enfermedades genéticas que pueden no haberse expresado en nosotros, pero que trasmitiremos a la descendencia. Si tanto tú como tu pareja son portadores de cierto defecto, su hijo tendrá una probabilidad de ¼ de llevar en sus genes la enfermedad y desarrollarla. Por esto es importante, que antes de entregarse a la tarea de concebir, se dirijan a un genetista que les aplicará pruebas y en caso de posibilidad de enfermedades, les asesorará en cuánto a sus opciones reproductivas para tener un bebé sano.

Mantén un peso ideal.

Esto es un punto súper importante y que pocas veces es tenido en cuenta, ya que el sobrepeso se asocia con la reducción de la fertilidad en ambos sexos.

Así que tener un peso ideal no sólo es saludable, sino que te ayudará a concebir con mayor facilidad e iniciar tu embarazo como se debe. Aquellas mujeres que inician el embarazo con un IMC por encima de lo normal, tendrán más probabilidades de tener complicaciones durante el embarazo o el parto; mientras que a las mujeres que empiezan con un IMC menor al recomendado se les dificultará ganar peso suficiente después y es posible que den a luz a bebés con bajo peso.

¡Haz ejercicio! Pero ten cuidado.

La actividad física de forma moderada trae grandes beneficios para mantener tu cuerpo en forma y tu estado anímico ideal. No sólo antes de concebir sino durante el embarazo, es recomendable realizar alguna actividad física.

Sin embargo, recuerda que si estás tratando de concebir y realizas ejercicios intensos esto puede ser perjudicial. En especial si quedas en estado y no te has dado cuenta. Pero, recuerda que

Realizar ejercicio durante el embarazo no está vetado, a menos de que el embarazo sea catalogado como de alto riesgo, sólo debe ser debidamente supervisado. Esto evitará abortos espontáneos y otras consecuencias que afectan directamente al adecuado desarrollo del bebé.

¡Desestrésense al máximo!

El estrés por concebir puede poner a prueba cualquier relación. Así que si quieres planificar embarazo debes recordarte que a algunas mujeres les hace falta más tiempo para retornar a la fertilidad luego del uso prolongado de métodos de control; un bebé puede no hacerse en dos meses ni en tres y forzar a la pareja sólo destrozará su relación.

De hecho, hay estudios científicos que relacionan la baja fertilidad con el estrés e incluso se ha demostrado que éste es capaz de afectar los ciclos menstruales de la mujer.

Así que ¡relájense! Porque si ha de darse, se dará a su tiempo.

Adiós al alcohol, al tabaco y a cualquier otra droga.

Si te gusta el tabaco o el cigarrillo y lo fumas a diario, si quieres ser madre, deberás dejarlo. Planificar embarazo implica saber a qué cosas son saludables y qué no.

El tabaco baja tu tasa de fertilidad y disminuye el conteo de esperma de tu pareja; además es capaz de acelerar el envejecimiento de tus ovarios, lo que se traduce en una pérdida de tu capacidad reproductora y la aparición prematura de la menopausia.

planificar embarazo

Fumar o consumir drogas ilícitas también puede provocar un aborto espontáneo, un nacimiento prematuro y bebés con bajo peso al nacer. Tengan en cuenta que algunas drogas pueden permanecer en el organismo incluso después de que sus efectos notables hayan desaparecido.

Por otro lado, si estás tratando de quedar embarazada o ya lo estás, debes evitar completamente el consumo de alcohol. Sí, completamente, aunque consumas social o moderadamente, el alcohol definitivamente no combina con el embarazo. Ya que el alcohol que entra en tu torrente sanguíneo, llegará al bebé por medio de la placenta. El bebé no está preparado para descomponer el alcohol tan rápido como los adultos, por lo que terminará con un nivel más alto de alcohol en la sangre, lo que puede provocarle defectos cardiacos o del sistema nervioso y anormalidades anatómicas.

Beber aumenta el riesgo de aborto involuntario, muerte fetal, un bebé con infra peso al nacer, y/o futuros niños con problemas de aprendizaje, TDAH, retraso en el desarrollo físico antes y después de nacer, problemas de visión, audición y del lenguaje e incluso con tendencia a padecer enfermedades mentales, mostrar comportamientos vandálicos y agresivos.  

Lleva una dieta saludable.

Si definitivamente quieres ser madre y planificar un embarazo feliz, deberás comenzar a comer de forma más saludable, claro está, guiada siempre por un nutricionista.

Esto evitará que tengas problemas de salud y que tu futuro bebé tenga deficiencias de vitaminas minerales o retrasos en el desarrollo.

Procura aumentar el consumo de frutas, verduras y evitar los alimentos procesados, altos en sal, azúcar o grasas saturadas.

Consultar con tu médico.

Pocas parejas lo hacen cuando deciden concebir hijos; pero él puede ayudarte enormemente y guiarte al momento de planificar el embarazo.

El médico revisará tu estado de salud y analizará cuidadosamente tu historial médico personal y familiar así como el de tu pareja. También realizará un control en caso de que esté tratándose con algún medicamento, pues no todos los fármacos son seguros durante el embarazo y es posible que exista la necesidad de cambiar algunos antes de intentar concebir.

El especialista te advertirá acerca del consumo excesivo de vitamina A, que puede causar problemas de nacimiento. Además te formulará algún suplemento de ácido fólico, un aliado esencial para el embarazo, que ayuda en la prevención de diversos defectos congénitos en tu bebé, y te recomendará tomarlo hasta por tres meses antes de que te plantees el embarazo seriamente.

Asegúrate de tener tus vacunas al día antes del embarazo.

Si no te has vacunado durante la infancia y tu adolescencia, es importante que lo hagas antes de salir en estado. Parte de la tarea que es planificar embarazo es saber qué vacunas te faltan.

Esto ayudará a protegerte a ti y a tu bebé durante el estado de gestación frente a diversas enfermedades como la varicela y la rubéola.

¡Hemos llegado al final! ¿Qué te ha parecido? ¿Te sabes alguna otra cosa que sea importante a la hora de planificar un embarazo? ¡Estaremos felices si la compartes con nosotros!

Compártelo en tus redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion