¿Qué es un embarazo ectópico y cuales son su sintomas?

embarazo ectopico
¿Qué es un embarazo ectópico y cuales son su sintomas?
Votar

Todas queremos ser madres y soñamos, desde muy niñas, con una casa repleta de niños, pero, al momento de salir embarazadas ¿sabemos las complicaciones que pueden existir? ¿somos conscientes de cosas como el embarazo ectopico? Si tu respuesta es no, has llegado al sitio ideal.

¿Por qué? Simple, hoy te hablaremos del embarazo ectópico, sus causas, sus tratamientos y, sobre todo: sus síntomas, para que sepas cuándo acudir a tu médico. Eso sí, esto jamás va a reemplazar la opinión médica, así que, ante el menor síntoma, acude a un especialista, pero siempre confía en su palabra.

¡Empecemos!

¿Qué es un embarazo ectópico?

Bueno, el embarazo ectópico no es otra cosa que una complicación que ocurre durante el embarazo e implica que nuestro óvulo fertilizado (conocido médicamente como blastocito) termina desarrollándose en una zona totalmente distinta a la típica pared uterina.

embarazo ectopico

Pero ¿a qué nos referimos? Bueno, la más frecuente el que ocurre dentro de las Trompa de Falopio, pero también hay casos donde el óvulo fertilizado se ha desarrollado en el canal cervical, en la cavidad abdominal y en la pélvica.

En todos estos sitios, si se desarrolla un embarazo, se le conoce como embarazo ectópico. Ahora bien, un dato curioso: si el óvulo se desarrolla en una zona llamada endometrio (en el útero) este embarazo será conocido como eutópico.

¿Qué otras cosas son importantes que conozcas del embarazo ectópico?

Es un trastorno.

Normalmente, la primera causa del embarazo ectópico se debe a un trastorno en la fisiología de nada menos que la reproducción humana y conlleva, lamentablemente, a la muerte del feto. De hecho, éste es la primera causa de morbilidad delas madres e infantes en las primeras semanas del embarazo.

¿Por qué el feto logra sobrevivir en zonas que no sean el útero? ​

Un óvulo fecundado, cuando se convierte en feto, es capaz de producir toda una variedad de enzimas que lo hacen compatible con toda una diversidad de tejidos, lo que significa que este embrión puede aferrarse a cualquier parte del útero y, causar severos daños.

¿Por qué? Bueno, resulta que el embrión necesita un suministro de sangre y en su urgencia por alcanzar a éste daña los tejidos que no sean el útero. De ahí que un embarazo ectópico sea considerado una emergencia médica, que, de no ser tratado adecuadamente, puede poner en peligro la vida de la madre.

¿Cómo se diagnóstica el embarazo ectópico?

Gracias a los avances que existen en la medicina, hoy en día la tasa de diagnóstico del embarazo ectópico no sólo ha aumentado, sino que cada día es más eficaz. Esto se debe a que ya somos mejores detectando la fracción beta de una hormona que se llama genadotropina coriónica.

Aun así, hay otro examen que debes considerar ¿cuál? La ecografía transvaginal, que permite un diagnóstico precoz.

Datos curiosos.

Se resuelven solos en el cincuenta por ciento de los casos.

Así como lo lees, en los embarazos ectópicos la mitad o más de ellos se resuelven sin un tratamiento, a través de lo que en medicina se denominan abortos tubáricos. Es decir, una suerte de aborto espontáneo.

El Metotrexato.

Es un compuesto que se usa para tratar el embarazo ectópico y gracias a él, se ha reducido a la mitad la necesidad de una cirugía para intervenir el embarazo.

La cirugía.

Aunque, como te dijimos más arriba, el metotrexato ha ayudado en el tratamiento del embarazo ectópico, la cirugía es la primera opción si se rompe la trompa de Falopio o existe un riesgo elevado de ruptura.

Sin embargo, hoy en día se realiza casi siempre a través de una laparoscopía, aunque hay casos donde se realiza una incisión mucho más grande y a ésta se le conoce como laparotomía.

Apareció en el siglo XI.

De hecho, sabemos que siempre ha existido, pero su primer registro fue en el siglo XI y hasta el siglo XVIII resultaba en un diagnóstico fatal, ya que la madre casi siempre moría.

Pero, gracias a Dios, en 1759 se realizó, en Nueva York, por John Bard, la primera intervención quirúrgica totalmente exitosa que buscaba tratar el embarazo ectópico. Sin embargo, la tasa de supervivencia era muy baja.

Tanto así que, de 30 pacientes, sólo cinco sobrevivieron a la operación. Y como curiosidad principal, en aquellos pacientes que nunca se trataron la supervivencia era, de cada tres casos, una paciente. Curioso ¿no?

Sólo el 1.6% son embarazos ectópicos.

En el mundo entero se estima que menos del 2% de los embarazos totales sean ectópicos y más del 95% de éstos se dan en las trompas de Falopio. Lo particular es que, sin que haya un motivo claro, cada vez están resultando más frecuentes.

Causas más frecuentes de los embarazos ectópicos.

embarazo ectopico

Como ya te explicamos más arriba, a veces no hay un motivo claro sobre por qué se producen, sin embargo, hay ciertos aspectos que te pueden predisponer. A continuación, te los nombramos.

Enfermedad pélvica inflamatoria.

También conocida como EPI, es uno de los factores que eleva y se produce, casi siempre, por un antecedente de infección causada nada menos que por la Chlamydia trachomatis.

Eso sí, debes recordar que aquellas pacientes que sufren de clamidia tienen toda una gama de presentaciones clínicas, que pueden ir desde unas salpingitis floridas hasta una cervicitis asintomáticas, y en algunos casos, una EPI.

Pero ¿qué tiene que ver la Enfermedad Pélvica Inflamatoria con el embarazo ectópico? Fácil, ésta causa una acumulación de tejido cicatrizal en tus trompas de Falopio, haciendo que si logra ser fecundado el óvulo se quedé en la trompa.

Cirugías previas.

Intervenciones quirúrgicas como la cirugía tubárica o la ligadura de trompas son capaces de predisponer a la mujer a un embarazo. De hecho, más del 60% de los embarazos que se dan luego de un cauterio tubárico resultan en ectópicas.

De igual forma, más del 65% de los embarazos que se producen por pinzar las trompas termina en un embarazo intrauterino.

Embarazos ectópicos previos.

Si antes has tenido un embarazo ectópico tu probabilidad de tener alguno en el futuro es de entre un 6 y un 10% y hasta un 25% de probabilidades de tener un embarazo tubárico.

La edad.

Resulta que la edad es un factor fundamental en los embarazos ectópicos, ya que si tienes entre 35 y 44 años tu riesgo es hasta cuatro veces mayor de tener uno que si tu edad estuviese entre los 15 y los 24.

El tabaquismo.

Los estudios realizados han demostrado que aquellas pacientes que fuman tienen hasta un 3.5% más de probabilidades de desarrollar un embarazo ectópico que otras mujeres. De hecho, actualmente se están realizando estudios acerca de cómo, a mayor cantidad de cigarrillos fumados en un día, puede aumentar el riesgo.

¿Qué síntomas nos alertan de que debemos ir al médico por un embarazo ectópico?

Debes tener algo presente, los embarazos ectópicos tienen una tríada clásica de síntomas, sin embargo, ésta sólo se presenta en el 50% de los casos y estos síntomas son: dolor (en la zona baja del abdomen), amenorrea y sangrado vaginal intermitente.

También pueden presentarse otros síntomas más típicos del embarazo: náuseas, mareos, dolor en el hombro, etc. Y hemos llegado al final, cuéntanos ¿conoces a alguien que haya tenido un embarazo ectópico? ¿tú lo has tenido? Si así ¡coméntanos tu historia! Podrías estar previniendo a otra mujer.

Compártelo en tus redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion