Sexo en el embarazo ¿Por qué no?

Sexo en el embarazo
Sexo en el embarazo ¿Por qué no?
Votar

La mayoría de las parejas al quedar embarazadas tienen dudas acerca de si es posible continuar teniendo sexo a lo largo del embarazo o si por el contrario deben abstenerse para no lastimar al bebé. Pues te tenemos una buena noticia: siempre y cuando tengan un embarazo normal, es decir, que no sea de represente riesgo alguno para la madre y la criatura por nacer, su vida sexual de pareja no resultará perjudicada. Es más, el sexo en el embarazo no sólo los fortalecerá como pareja, sino que traerá grandes beneficios a nivel físico y psicológico. Así que, a menos que tu médico te indique lo contrario, si se te antoja compartir momentos íntimos, el embarazo no será un obstáculo.

En el presente post además de indicarte lo que debes tener en cuenta antes de tener sexo durante el embarazo, te aconsejaremos acerca de las posiciones recomendadas y los cuidados que debes tener para que tú, tu pareja y el bebé estén protegidos. ¡Empecemos!

Sexo en el embarazo

¿Qué debo tener presente a la hora de tener sexo en el embarazo?

Sexo en el embarazo: Si tú y tu bebé están saludables ¡Adelante!

Si tu embarazo es totalmente saludable y tu especialista lo aprueba, tú y tu pareja pueden tener sexo en todas las posiciones que les resulten cómodas y seguras.

No tengas pena de preguntarle al médico todas las dudas que a ti y a tu pareja les surjan con respecto a las relaciones sexuales durante el embarazo, él está para ayudarles y aclarar todas sus dudas. Así podrán sentirse más seguros antes de irse a la cama.

Recuerda que la posición que puedes hacer en el primer trimestre será más difícil de emplear en el tercer trimestre.

Sexo en el embarazo: Tranquila, no lastimarán al bebé.

El líquido amniótico y los músculos del útero protegen a tu bebé durante las relaciones sexuales y en la mayoría de las actividades físicas que realizas en tu día a día. Además, durante el coito el pene no irá más allá de la vagina y por lo tanto no podrá lastimar al bebé.

Como si fuera poco el bebé estará protegido contra infecciones gracias al tapón mucoso que sella el cuello uterino y que por cierto es relativamente grueso.

Sexo en el embarazo

Sexo en el embarazo:  Ni tampoco adelantarás el parto.

Es cierto que al alcanzar el orgasmo puede producirse contracciones uterinas y que el semen, al ser rico en prostaglandinas, también puede causar conmoción dentro del útero. Sin embargo, éstas son demasiado leves, temporales e inofensivas como para dar inicio a un parto prematuro o causar un aborto espontáneo.

En realidad, existen estudios científicos que asocian la práctica sexual regular durante el embarazo con menor probabilidad de parto prematuro. Tal como lo lees: ¡Los orgasmos pueden estar relacionados con la disminución del riesgo de tener un parto anticipado!

Sexo en el embarazo: Si hay sangrando ¡Ten cuidado!

Si durante o después de tener sexo durante el embarazo observas un sangrado intenso, tienes dolores abdominales fuertes o sientes pérdida del líquido amniótico ¡detente y acude a un profesional en la brevedad del caso! el sangrado puede ser un indicio de que las cosas no están como deberían.

¿Cuándo no es prudente tener sexo durante el embarazo?

Existen ciertas situaciones especiales que pueden presentarse en el embarazo y que traerán consigo la necesidad de modificar tu actividad sexual o incluso abstenerse completamente del sexo durante el tiempo de gestación.

El sexo durante el embarazo puede no ser prudente, a menos que lo autorice un profesional, en los siguientes casos:

  • Embarazos múltiples, es decir, gemelos, trillizos, etc.
  • Si has sufrido abortos espontáneosanteriormente o tu especialista te manifiesta que tienes un alto riesgo de tener un aborto espontáneo durante este periodo de gestación.
  • Si tienes un cuello uterino incompetente: Es aquel que se abre demasiado temprano en el embarazo, de modo que si tienes esta condición y mantienes relaciones sexuales durante el embarazo puedes provocarte un parto prematuro.
  • En caso de placenta previa. Esto es cuando la placenta está muy abajo en el útero y cubre parte o todo el cuello uterino. Es importante tener mucho cuidado con la placenta previa, ya que puede causar graves sangrados y otras complicaciones en el desarrollo fetal.

Recomendaciones importantes a tener en cuenta sobre la práctica de sexo durante el embarazo.

Sexo en el embarazo

Protégete adecuadamente.

Ahora no tienes que preocuparte por los métodos de contracepción, sin embargo desde que no mantengas una relación mutualmente monógama, en la cual puedas tener la certeza de que tanto tú como tu pareja están sanos, el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual sigue estando presente, por lo tanto debes protegerte adecuadamente. Debes saber que hay enfermedades de transmisión sexual que pueden afectar a tu bebé, tanto durante el periodo de embarazo como durante el parto; así que el uso del preservativo será indispensable para estos casos.

¿Es seguro el sexo oral en el embarazo?

Una vez más, la respuesta es sí, en la mayoría de las situaciones, será completamente normal y fiable la práctica del sexo oral durante el embarazo, y existen sólo algunas circunstancias excepcionales que harán que debas prescindir de él.

A continuación, te enumeramos aquellos casos que podrían poner en riesgo la seguridad del feto a través del sexo oral para que estés al tanto e implementes las precauciones necesarias:

  • ¡Sé cuidadosa! ¡No debe entrar aire dentro de la vagina! Durante el sexo oral es muy común ver cómo algunas parejas suelen soplar aire dentro de los genitales, esto es contraproducente, en especial porque si lo hacen en tu vagina pueden causarte una embolia de aire (una burbuja de aire que circulará por tu torrente sanguíneo. Si bien no es común que suceda, ya sabes lo que dice el refrán: es mejor prevenir que lamentar ya que una burbuja de aire puede resultar en el bloqueo de algún vaso sanguíneo, causando graves problemas a ti y a tu bebé.
  • No lo permitas si tu compañero tiene herpes oral o sospecha que puede desarrollarlo. Si tu pareja tiene un brote activo, el bebé podría contagiarse así que ante cualquier indicio es mejor contenerse; especialmente durante el tercer trimestre de gestación, donde es más posible que él bebé resulte contagiado. Si tu pareja alguna vez tuvo herpes oral, debe evitar darte sexo oral por completo, aun cuando la sintomatología haya desaparecido ya, pues es probable que aún sea portador del virus que desencadena la enfermedad.
  • ¡Protégete de contraer VIH! Existe evidencia médica que indica que una persona puede transmitir el VIH a través de micro-abrasiones o pequeños cortes en la boca. Así, ante cualquier incertidumbre es mejor implementar el uso de diques dentales, que son láminas, elaboradas generalmente a partir del látex (pero que también vienen en material sintético para aquellas personas alérgicas al látex) que se coloca entre tus genitales y la boca de tu pareja a fin de evitar el contacto directo. Es conocido en el común como “condón oral”.

 

¿Y el sexo anal en el embarazo?

El ano es un lugar repleto de bacterias y si tienes sexo durante el embarazo de esta índole, contagiarse con alguna infección es muy fácil. Así que consulta a un profesional acerca de cómo tener sexo anal correctamente.

La posición sexual que escojas será determinante.

“Para los gustos los colores” es por esto que debes experimentar y decidir por ti mismo qué posiciones les resultan más cómodas y placenteras. No es lo mismo tener sexo durante el embarazo en el primer trimestre que en el último. A medida que tu vientre crezca será más difícil acomodarse para tener sexo y deberás dejar de lado posiciones como la del misionero, pero no te preocupes, existen otra gran cantidad de alternativas que sí podrás realizar. Si quieres ahondar más en este aspecto, investiga y encontrarás ilustraciones e incluso recomendaciones para sentirse cómodas durante el sexo en las diferentes etapas del embarazo.

No obstante, te mencionaremos las posiciones más populares para tener sexo durante el embarazo, que son aquellas en las que la mujer está arriba. Estas posiciones permitirán a la embarazada controlar cuán rápido o lento serán las penetraciones.

Otras que pueden resultar atractivas son: la posición de cuchara, porque disminuye la presión en el abdomen y la mujer en cuatro, aunque esta última suele resultar incomoda entre el séptimo y el noveno mes.

¡Y hemos llegado al final! Sólo nos queda una pregunta que hacerte ¿cuál es tu posición favorita para disfrutar del encuentro sexual durante el embarazo? ¿Has tenido alguna complicación con el sexo durante el embarazo? ¡Cuéntanosla! Y una última recomendación: ¡No dejes de disfrutar tu sexualidad! desde que sea seguro claro está.

 

Compártelo en tus redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion